CONSEJOS PARA LOS GRANOS EN LA ESPALDA.


Al igual que los granos que pueden aparecer en la cara, es fácil que también aparezcan granos en la espalda y por los mismos motivos. La diferencia de que estos granos salgan en la espalda, es que los granos de la espalda rozan continuamente con la ropa. Los granos, se secan mejor al aire libre, cuando les da el sol y el aire. Pero que permanentemente estén en contacto con la ropa, no solo impide que se seque sino que se infectan más fácilmente.

Algunos consejos sencillos para evitar la aparición de los granitos, de la irritación de estos o su infección son:

  • Lavarse la espalda de manera que no pase mucho tiempo entre una y la próxima lavada. 
  • En la ducha, utiliza jabones neutros y antibacterianos... en general todos son antibacterianos, por tanto lo importante es que sea neutros para no modificar el PH del cuerpo.
  • La ropa debe ser holgada, que deje traspirar. Las prendas ajustadas hacen que se sude más y que se provoquen irritaciones. 
  • Llevar una mochila siempre crea una fricción en la espalda irritando la parte que roza.
  • Exfóliate de vez en cuando la espalda. Siempre termina con agua fresca o tibia.
  • Comer fruta y verdura hace que aumente la desintoxificación del cuerpo, produciendo menor cantidad de sebo.
  • No utilizar los mismos productos de tratamiento de los granos de la cara para tratar los de la espalda.
  • El estrés es un factor que suele empeorar la aparición de los granos.
  • Si tienes el pelo largo, es mejor recogérselo para que la zona ventile mejor y no se vea afectado por el sebo y productos químicos que encontramos en el cabello.
  • Si tienes una playa cerca y el tiempo de lo permite, debes saber que el agua del mar facilita que los granos se sequen. El sol no debe tomarse en exceso.
  • Los tatuajes o depilarse favorece la aparición de granos.


Por último, ten en cuenta que los granos de la espalda tardan un poco más en irse que los de la cara por motivos que ya hemos dichos. Así que hay que tener paciencia, pero no desesperar.