HOJAS DE NEEM


Probablemente, los granos de origen hormonal, aparecen justamente en la peor época.... la pubertad. Esa época llena de cambios físicos, de vaivenes hormonales y en general de inseguridades. Y a esto le sumamos algo que no esperábamos... el acné. Pero no nos relajemos, porque resulta ser que pasamos la pubertad, la adolescencia, y cuando creemos que ya no saldrán más granitos, pues sí... aparece uno en el peor momento.

Existe un remedio para este tipo de granos utilizando las hojas de un árbol, el árbol de Neem. Las hojas de este árbol contiene principios activos con propiedades medicinales como antiséptico, astringente, elimina tóxicos, antiinflamatorio y otras no relacionadas con la piel y la aparición de granitos. En dermatología se utiliza para problemas de acné, dermatitis, seborrea, sarpullidos y psoriasis.

Con las hojas de Neem, podemos combatir el acné tanto por fuera como por dentro. 

Masticar 2 o 3 hojas de este árbol ayudará a desintoxicar la sangre. Por otra parte, podemos calentar un litro de agua y verter unas hojas de Neem. Después de que hierva 5 minutos, apagamos y dejamos que se enfríe, no obstante, nos lavaremos la cara con este agua cuando aun esté caliente.