BICARBONATO Y LIMÓN y ADIÓS GRANO.


Los granitos aparecen cuando los poros se taponan por un motivo en concreto, las causas más frecuentes son la inflamación de la piel que al expandirse bloquea el folículo piloso, o piel muerta o exceso de sebo. Al taponarse, las bacterias proliferan, infectan el folículo y este se inflama.

Un remedio que elimine el grano de una vez por todas tiene que tener una gran capacidad antiséptica y a la vez tiene que tener la capacidad de "secar" si el motivo del grano se debe al exceso de sebo en las pieles grasas.

Probablemente, el mejor remedio casero sea el siguiente:

Vamos a utilizar dos ingredientes que reaccionan entre sí. Uno es muy ácido y el otro muy básico, por eso cuando se juntan dan lugar a una reacción química que mata las bacterias. Los dos ingredientes son el limón y el bicarbonato sódico, los dos ya utilizados en otros remedios para los granos. Pero esta vez los unimos y el poder antiacné, antigrano, antiespinilla se multiplica por 2.

PASOS:

  1. Lavarse bien la cara y secarla con una toallita.
  2. Ponerse inclinado y ponerse una pizca de bicarbonato en el grano. Puedes esparcirlo con el dedo.
  3. Echar 2 gotas de limón encima del grano.
  4. Alucinar* con las burbujitas.
  5. Puedes repetir esto 3 veces como máximo.
  6. Cuando terminen lavarse la cara y ponerse una crema hidratante suave, no muy aceitosa.


* Antes de ponerlo sobre la cara, puedes practicar en la mano, en el dorso por ejemplo. De esa manera verás la reacción que hace, es algo muy curioso.

Por último: es mejor aplicarse este remedio antes de acostarse, porque la reacción que se produce es un poco abrasiva y deja la piel un poco delicada durante un rato.

Con este vídeo que he encontrado en Youtube te puedes hacer una idea de la reacción que se produce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario