ACEITE DE ÁRBOL DE TÉ PARA LOS GRANITOS.


En otra entrada vimos que el té verde era un buen remedio para los granitos y para el acné: era astringente, desinfectaba la zona, eliminaba las toxinas y desinflamaba. ENLACE.

Pero el té que utilizaremos en esta entrada no tiene que ver con la planta del té, ni té verde, ni rojo, ni negro... de hecho, no es una planta, un arbusto, es un árbol: Árbol del té. Su origen es Australiano y de sus hojas se extrae un aceite con muchas propiedades médicas y muchas de ellas beneficiosas para la piel.

El aceite de árbol de té es un aceite natural que se puede utilizar para curar granos y espinillas rápidamente. Es un aceite que es fuerte, y en pieles muy sensibles puede producir cierta irritación. Para solucionar esto, podemos mezclarlo con miel de Manuka hará que sea menos probable que irrite tu piel. Mezcla tres o cuatro gotas de aceite de árbol de té con una cucharadita más o menos de miel  de Manuka miel. También podemos añadir otro tipo de miel. La cantidad que tengas que preparar será la necesaria para cubrir toda la superficie de los granos de los que quieras deshacerte. 

Lo primero que debes hacer es lavar bien la cara, con agua fresca y jabón neutro. Luego te secas la cara y te aplicas la mezcla sobre los granos y los dejas que haga efecto toda la noche. Por la mañana vuelves a lavarte la cara con agua fresca y jabón, y ya está.