CACAHUETES O MANÍ CON JUGO DE LIMÓN


Un remedio natural y casero para evitar la aparición del acné, es utilizar el limón, su jugo (del que ya hablamos en otra entrada y dijimos que debíamos procurar evitar tomar el sol después de colocarlo, para evitar manchas en la piel) junto con el aceite de cacahuete o de maní. Aunque no tengamos ese aceite, siempre podemos coger unos cuanto, pelarlos y machacarlos bien hasta que se haga una pasta.

Si eres propenso a la aparición del acné debes mantener un cutis limpio y una limpieza día sí y día no con esta mezcla te ayudará. Además, si el remedio se ha realizado con la pasta preparada en casa, del cacahuete o maní machacado, no solo desinfectaremos la piel y producirá un efecto astringente, sino que la misma pasta nos servirá de exfoliante natural. Es posible que ahora mismo eso no te importe, pero la piel muerte puede taponar el folículo piloso y si sucede esto se infectará y producirá más granos.

La preparación:

Si no tienes el aceite es triturar 5 cacahuetes sin piel. Se machaca bien y a medida que se va haciendo una pasta se añade un poco de agua y un chorro de limón. No necesitas mucha cantidad, lo suficiente para pasarlo por las partes de la cara por donde aparezcan los granos.

Si has conseguido el aceite, la mezcla debe ser en partes iguales. Una cucharada de aceite de maní y otra de jugo de limón. Aplícalo con una gasa o algodón limpio.

En las dos formas de preparar el remedio, se debe limpiar con agua fresca al cabo de 5 minutos.