**Mascarilla de bicarbonato sódico.**

El bicarbonato de sodio mezclado con agua puede ser utilizado como un remedio casero y natural para combatir acné y hacer desaparecer puntos negros y espinillas. Es un remedio económico, rápido y fácil de hacer.

Para ello, debes hacer una mezcla con bicarbonato de sodio y agua. Esta mezcla se puede utilizar todos los días después de limpiar la piel con agua fresca y jabón. Si te lavas con esta mezcla, ayudarás a prevenir producción de sebo, y por tanto la aparición de granos y espinillas.

Pero si quieres eliminar un grano en la cara que ya a aparecido, existe otra manera de utilizar este ingrediente. Otra forma de utilizar el bicarbonato es preparar una masa más espesa (añadiendo menos agua o más bicarbonato) que utilizaremos como una mascarilla casera contra el acné y que nos aplicaremos de una vez a dos veces por semana. Sin embargo, antes de usar la máscara, no olvide probar en pequeña cantidad, además debes tener cuidado y no usarlo cerca de los ojos. 

Uso:
Frote suavemente la mezcla sobre tu rostro con la ayuda de los dedos, sin necesidad de utilizar la fuerza. Deje la mascarilla actúe durante 15 a 30 minutos normalmente; pero si es la primera vez retira la mezcla un poco antes. Esta mascarilla como otros remedios caseros para las espinillas puede causar una sensación de hormigueo y picor y es normal que después de retirarla, notemos caliente o un poco roja la piel. Sin embargo, no hay que preocuparse, esto es normal y en un día o dos suele desaparecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada