**Remedios caseros para granos enquistados.**


Es muy típico que de repente nos demos cuenta que un simple granito interno quizá producido en un folículo piloso, con el tiempo, se transforme en un grano enquistado que puede llegar a quedarse para toda la vida.

Normalmente este tipo de granos enquistados se producen en las zonas de la piel que se mantienen tapadas, con roces con la ropa o demás y en nacimientos de vello. Frecuentemente aparecen en las ingles, piernas o axilas. Pero si detectas uno, contrólate y no intentes apretarlo hasta que salga, así posiblemente lo que conseguirás será expandir la infección por dentro de la piel y que se forme un quiste más grande.

Para acabar con estos granos enquistados o pelos enquistados, puedes aplicar estos dos remedios.

1º. Cortáis una rodaja de un tomate bien madurito ( no hace falta que sea un tomate muy grande , solo que cubra el grano ) , le poneis una cucharada de bicarbonato en la parte de dentro y lo aplicáis a modo de cataplasma sobre el dichoso granos. Dejarlo un par de horas y mantenerlo con una gasa o esparadrapo.

2º. Si veis que el pelito se ve a simple vista y no esta muy profundo pues cojeéis una aguja le quemáis la puntita y le echáis alcohol para que este bien desinfectada y poco a poco vais quitando las capitas de piel hasta llegar a dar con el pelo y lo sacáis poco a poco. Al fin, una vez fura pues le aplicáis alcohol para acabar de desinfectar.


**Mascarilla de bicarbonato sódico.**

El bicarbonato de sodio mezclado con agua puede ser utilizado como un remedio casero y natural para combatir acné y hacer desaparecer puntos negros y espinillas. Es un remedio económico, rápido y fácil de hacer.

Para ello, debes hacer una mezcla con bicarbonato de sodio y agua. Esta mezcla se puede utilizar todos los días después de limpiar la piel con agua fresca y jabón. Si te lavas con esta mezcla, ayudarás a prevenir producción de sebo, y por tanto la aparición de granos y espinillas.

Pero si quieres eliminar un grano en la cara que ya a aparecido, existe otra manera de utilizar este ingrediente. Otra forma de utilizar el bicarbonato es preparar una masa más espesa (añadiendo menos agua o más bicarbonato) que utilizaremos como una mascarilla casera contra el acné y que nos aplicaremos de una vez a dos veces por semana. Sin embargo, antes de usar la máscara, no olvide probar en pequeña cantidad, además debes tener cuidado y no usarlo cerca de los ojos. 

Uso:
Frote suavemente la mezcla sobre tu rostro con la ayuda de los dedos, sin necesidad de utilizar la fuerza. Deje la mascarilla actúe durante 15 a 30 minutos normalmente; pero si es la primera vez retira la mezcla un poco antes. Esta mascarilla como otros remedios caseros para las espinillas puede causar una sensación de hormigueo y picor y es normal que después de retirarla, notemos caliente o un poco roja la piel. Sin embargo, no hay que preocuparse, esto es normal y en un día o dos suele desaparecer.